top of page
  • comunicaciones998

Petroterrorismo

BOGOTÁ D.C 25 DE NOVIEMBRE DE 2019


PETROTERRORISMO


Por:David René Moreno Moreno

Analista


Colombia ha pasado del terrorismo de Pablo Escobar en la década de los 90's al Petroterrorísmo del día de hoy. Creo que no hay mucha diferencia, porque en síntesis el narcotraficante Escobar parece que les pago a los delincuentes del M19 para que quemaran los archivos del Palacio de Justicia y el maquiavélico personaje integrante de esa banda, del que nos referimos hoy, quiere terminar la tarea para la cual fueron contratados: incendiar a nuestro país. La única diferencia es que ahora cuenta con el soporte de un

vecino dictador y posiblemente con la supervisión de los maestros del terrorismo y del espionaje, los camaradas de la bella isla caribeña.


Es increíble la forma como este siniestro personaje manipula la opinión pública, como instiga a la violencia y como burla la acción de la justicia, pues hasta ahora no se conocen las sentencias por todos los delitos cometidos, desde el porte ilegal de armas, cuando lo capturaron escondido en una cueva, pasando por la conspiración delictiva de los años 80's, hasta por los malos manejos de los recursos públicos en su desastrosa gestión al frente de la Alcaldía de la Capital. Ahora está cometiendo el delito de terrorismo alentando a sus seguidores para prorrogar el paro nacional a término indefinido para llevar el país a la bancarrota.


Durante toda su vida se ha preparado para hacer el daño a la sociedad. ¿Qué pasa que no se producen las sentencias para castigar los delitos que comete este individuo? ¿Es que le tienen miedo por sus retaliaciones? ¿Es que está comprada la justicia? ¿No se puede promover una moción de censura para que lo expulsen del congreso? Despertemos Colombia.


Los diferentes actos delictivos, el vandalismo, los asesinatos, los saqueos y la destrucción que han sido cometidos durante los dos últimos días por desadaptados sociales han estado sincronizados, lo que indica la existencia de un direccionamiento perfectamente ejecutado por terroristas profesionales. ¿Dónde los entrenaron? ¿En Cuba o en Venezuela? Parece que quienes están al frente de estas marchas quisieran generar un ambiente similar al del 9 de abril de 1948. Hasta ahora no existe una sola causa justa que justifique estos desmanes y son muchos los que han guardado silencio ante esta cruenta situación. Si no hay justicia frente a estos delitos, seguramente lo que vendrá más adelante será peor. Peligra el país.Con profunda preocupación se observa en algunos medios de comunicación que la Policía Nacional abrió indagaciones por abusos policiales durante el paro.


Pero me pregunto, ¿dónde está la acción de las autoridades capturando y colocando ante la justicia a los vándalos que están causando daño? ¿Qué están atacando a la Policía y a los militares? ¿Dónde está la captura de quienes han atropellado a la autoridad? ¿De quienes han asesinado a nuestros héroes de la Policía? Esto es lo que causa malestar en el grueso de la población; los Policías y los Soldados de la Patria son la autoridad legal que ha sido establecida para precisamente impedir que se cometan los delitos que nos afectan; son los encargados de mantener la Ley y el Orden en el territorio nacional, así no les guste a los mamertos de la izquierda o a los ingenuos e incautos jóvenes que se dejan arrastrar por las obsoletas ideas comunistas.


Más desasosiego causa el escuchar a curtidos personajes de la política nacional que hacen juicios atropellados y sin sustento, como es el caso de Fernando Londoño pidiendo en su programa radial la renuncia del Ministro de Defensa, que apenas se ha posesionado hace 5 días, pues lo que hace es incrementar la crisis o el día de hoy escuchando en la W Radio la invitación a lo que han denominado “el cacerolazo bailable”, actos que los terroristas utilizan para causar daños; no es lógico que algunos medios de comunicación les den vitrina permanente a los delincuentes. La prensa debe ser libre, pero también debe ser responsable.


De otra parte, debe haber una acción legal contra los organizadores de estas marchas, ya que era bien sabido que estas demostraciones serían aprovechadas para tratar de sembrar el pánico y la desolación en el país. ¿Quién va a pagar por toda la destrucción que se ha producido? Efectivamente los organizadores bloquearon a Colombia. Quieren destruir la República sin importarles el costo para la nación. Que bella es Colombia, defendamosla.


Los análisis aquí publicados son responsabilidad del autor

y no reflejan necesariamente el pensamiento del CGA.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page